jueves, 26 de octubre de 2017

Día Mundial del Conocimiento de la Tartamudez


¿Cuándo se celebra?
Cada año el 22 de octubre se celebra el Día Mundial del Conocimiento de la Tartamudez. Se trata de un día en el que se pretende concienciar a la población sobre un problema que afecta a más de sesenta millones de personas en el mundo, la tartamudez.

Tartamudez o disfemia

Es un trastorno de la comunicación caracterizada por las pausas o interrupciones en el habla, junto a tensión muscular en el cuello, cara, etc. Se trata de un trastorno que afecta de tres a cuatro veces más a los hombres que a las mujeres


Sabías que…

¿Sabías que… la tartamudez no es ninguna enfermedad?
¿Sabías que… las personas con tartamudez tienen más dificultades para encontrar trabajo?
¿Sabías que… las personas con tartamudez son tan inteligentes como cualquier otra?
¿Sabías que… la tartamudez, no por imitar o escuchar algún afectado, se incorpora?
¿Sabías que… alrededor de un 60% de las personas con tartamudez tienen algún familiar que también tiene?
¿Sabías que… más de 70 millones de personas tienen tartamudez en el mundo?
¿Sabías que… un 80% de los afectados son del sexo masculino y tan sólo un 20% del femenino?
¿Sabías que… alrededor de un 5% de los niños sufren temporalmente tartamudez?

 A pesar de las consecuencias negativas que acostumbra a traer la tartamudez, es verdad que hay varios personajes célebres, tanto masculinos como femeninos y mundialmente conocidos, que, han triunfado y se han hecho un nombre en mayúsculas en su campo profesional.

  Así, conviene mencionar el griego Demóstenes, que con el objetivo de curar su tartamudez, en el siglo IV aC., practicaba hablando poniéndose piedrecitas en la boca, el emperador romano Claudio, el escritor Miguel de Cervantes o el más grande naturalista, Charles Darwin.


 Otras personas muy conocidas que sufrieron la disfluencia y que vale la pena no olvidar son, también, el eminente científico Albert Einstein, la actriz más famosa de la historia, Marilyn Monroe, la también actriz Nicole Kidman, el actor Bruce Willis, el golfista Tiger Woods

miércoles, 25 de octubre de 2017

Guía práctica primeros auxilios para padres


  Queremos compartir con vosotros esta guía para padres sobre primeros auxilios que presentó el Hospital Niño Jesús durante el mes de septiembre de este año.

   Esta guía no sólo aporta una ayuda vital en casos de emergencia y otras situaciones más frecuentes en las que se pueden encontrar los niños, como traumatismos, convulsiones, hemorragias, asfixias, dificultades respiratorias..., también aconseja qué hacer en situaciones que son más cotidianas pero que generan gran ansiedad y preocupación en los padres, como fiebre alta, diarreas, vómitos o sangrado nasal.


miércoles, 18 de octubre de 2017

10 Ideas para trabajar de forma inclusiva en el aula



La educación inclusiva es uno de los mayores retos que la comunidad educativa tiene por delante. 

Artículo extraído de Tiching "El Blog de Educación y TIC".

Como la maestra y psicóloga Coral Elizondo Carmona afirma en este artículo, se trata de “un modelo que habla de modificar el contexto en lugar de modificar al individuo, un modelo que percibe la diversidad como una parte más de la realidad humana y que valora y aprende con las diferencias”. ¡No te pierdas las 10 ideas fundamentales para trabajar de forma inclusiva en el aula!


 Educación inclusiva | Tiching 

La inclusión de las aulas depende de muchos y muy variados factores, como el contenido del curso, los métodos de enseñanza, la organización de clase… Sin embargo, recuperamos la entrevista que realizamos a Javier Tamarit para recordarte que lo realmente importante es creer en el valor de la inclusión de todo ser humano. Orientar la escuela al bienestar de todo alumno, y entenderla como un actor de transformación social en el que cada individuo tiene algo que aportar y crece como persona mediante su interacción con los demás.
Para ello, te proponemos 10 ideas para trabajar de forma inclusiva en el aula. Son solo un comienzo, pero esperamos que te sean de gran utilidad. ¡Toma nota!
  1. Conoce a tus alumnos: Recuerda que no todos los alumnos se encuentran en la misma situación y no todos trabajarán de la misma forma. El primer paso es conocer bien las las posibilidades y necesidades de cada uno de sus alumnos y alumnas. Es recomendable realizar un profundo trabajo de observación y una evaluación al comienzo de cada curso y de cada unidad, te será de gran ayuda a la hora de graduar los diferentes tipos de actividades a realizar.
  2. La diversidad, toda una fortaleza: Transmite (¡y cree!) que las diferencias que existen entre las personas son un valor positivo, que enriquece el grupo. Si tus alumnos y alumnas perciben que vives las necesidades de cada uno de ellos como una carga o un inconveniente y que lo único que aporta es más trabajo, será difícil hacerles creer lo contrario por medio de la teoría.
  3. Metodologías más activas: Las metodologías que promueven la participación del alumnado con la realización de actividades reales, actividades con contenido significativo que fomentan el pensamiento crítico y colaborativo, permiten que los estudiantes sean los protagonistas de su propio aprendizaje y que cada uno aporte lo mejor que tiene.
  4. Para aprender diferente, evalúa diferente: Para poder tener en cuenta las características y necesidades de todo el alumnado, debemos pasar de una evaluación tradicional centrada en la calificación a una evaluación que permita aprender del error. Asociar la evaluación al aprendizaje y no a la sanción o fracaso permite que los estudiantes pierdan el miedo a intentarlo y que cada uno pueda aprender a su propio ritmo.
  5. Actividades propuestas por nuestros alumnos: ¿Y si dejamos que sean ellos los que sugieran qué tipo de proyectos les gustaría realizar? Es importante que nuestros estudiantes se sientan protagonistas en el aula, por lo que dejar que fomenten la creatividad, motivación e iniciativa y propongan actividades para trabajar contenido de las asignatura puede ser una genial idea.
  6. ¿Has probado ya las tutorías grupales?: Puede ser muy interesante guardar un tiempo entre horas lectivas para hacer tutorías con todos los estudiantes de la clase y así promover las dinámicas grupales, que nos permitirán conseguir que los alumnos se conozcan mejor, que interactúen de forma positiva, que estén motivados para trabajar en equipo, que tomen decisiones consensuadas…
  7. Establece metas factibles y medibles: ¡Pero no por ello deben dejar de ser todo un desafío! Es importante diseñar unos objetivos alcanzables, pero que impliquen cierto reto y esfuerzo. Además, asegúrate de que los alumnos y alumnas los hayan comprendido completamente: si tienen claras las metas para las que trabajan, será más probable que las alcancen.
  8. Aplica la Teoría de las Inteligencias Múltiples: Esta propuesta de Howard Gardner permite poner en valor las fortalezas de todo el alumnado y considerar que todos tienen algo que aportar. Algunos estudiantes aprenden mejor leyendo, otros manipulando, otros dibujando… Presenta el contenido de la materia utilizando diferentes medios para que todos los estudiantes tengan oportunidad de entenderlo de la manera que les resulte más sencilla.
  9. Cuida la comunicación con tu alumnado: Si buscas que todos tus alumnos y alumnas sienta que forma parte del proyecto común de la clase, es de vital importancia que mantengas una buena comunicación con ellos. Busca espacios para poder conversar y compartir sus impresiones, preocupaciones y opiniones. Son los que mejor te pueden ayudar a medir si los cambios realizados en la dinámica de trabajo están teniendo o no resultados.
  10. Fomenta la participación de las familias: Los familiares conocen muy bien a los alumnos y alumnas, pueden ayudarte a descubrir cómo trabajan más eficazmente y pueden ser un recurso muy valioso para un docente que está buscando diseñar un aula inclusiva. Establece con ellos una relación de confianza, manteniéndoles bien informados de todo lo que sucede dentro del aula y pidiendo su compromiso para conseguir algunos de los objetivos del curso.                                                                                                          

martes, 17 de octubre de 2017

Buen uso de redes sociales y Whatsapp


    Hoy nos gustaría compartir con vosotros algunos recordatorios sobre el buen uso de las nuevas tecnologías en niños y adolescentes.
     En general, hay que enseñar a los jóvenes y adolescentes a hacer un uso razonable de las nuevas tecnologías. Para ello, especialmente en el ámbito de la infancia, los padres deben establecer, de común acuerdo con sus hijos, un horario razonable de las distintas tareas a realizar, limitar el tiempo de conexión a Internet (unas 1,5 horas diarias, con excepciones los fines de semana) y revisar los contenidos, lo que resulta más sencillo cuando se ubican los ordenadores en lugares comunes (el salón de la casa, por ejemplo).
   Es una función fundamental de los padres y educadores educar a los jóvenes en la valoración y protección de su intimidad, lo que implica enseñarles a no exponer datos personales ni fotografías comprometedoras. Algunos adolescentes acceden a desvelar su intimidad por la presión del grupo, el sentimiento de pertenencia o el deseo de transgredir las normas. Y en el caso de que el sistema preventivo haya fallado, hay que darles seguridad para que, si existe un problema, los jóvenes acudan en busca de ayuda ante los padres o educadores
    Asimismo es conveniente que los padres participen activamente en la relación de sus hijos con Internet. Ello significa que deben estar con ellos en la Red, saber por dónde navegan e interactuar con ellos en su mismo lenguaje. Por ello, es conveniente la alfabetización digital de los educadores.
    Por otra parte, los padres y educadores deben ayudar a los adolescentes a desarrollar la habilidad de la comunicación cara a cara, lo que, entre otras cosas, supone:
  1. Limitar el uso de aparatos y pactar las horas de uso del ordenador y móvil.
  2. Fomentar la relación con otras personas.
  3. Potenciar aficiones tales como la lectura, el cine y otras actividades culturales.
  4. Estimular el deporte y las actividades en equipo.
  5. Desarrollar actividades grupales, como las vinculadas al voluntariado.
  6. Estimular la comunicación y el diálogo en la propia familia. 

    Y para que todo esto tenga más valor, educar desde el ejemplo


 
     Analiza la siguiente imagen del uso que un alumno hace de su móvil a lo largo del día. Fíjate cuando llega a casa como se organiza para hacer tareas, cuanto tiempo descansa...
  • ¿Puedes explicar como utilizas el móvil a lo largo del día? ¿y de la noche?
  • Observa los porcentajes sobre el descanso, desayuno, puntualidad.
  • ¿Qué efectos tiene en nuestra salud, atención, rendimiento..?



     Y para terminar, os dejamos unos vídeos dirigida a padres y tutores con el fin de sensibilizar de la desprotección con la que se encuentran los menores en la Red.






lunes, 9 de octubre de 2017

Mapa mental TEA

Os presentamos un mapa mental sobre el TEA, donde se intenta reflejar de forma más visual, el concepto, la etiología, las características y la intervención.
Son unas breves pinceladas para tener una noción básica sobre el trastorno.

"¿Quién de nosotros se considera lo suficientemente "normal"  para decidir lo que se considera normal o no?"

Mes de la Dislexia


SEMANA DE LA DISLEXIA 2017



La semana pasada, el 5 de octubre fue el día mundial de la dislexia, y durante toda la semana se ha celebrado la " Semana Europa de la Dislexia" y octubre será, como mes entero, el mes mundial de la dislexia. 

Por ello os animamos a colaborar con nuestros compañeros de "Madrid con la Dislexia" dando difusión a su cartel y haciéndolo visible.









jueves, 5 de octubre de 2017

¿Cómo aprendemos?



     Compartimos estas didácticas infografías: "¿Cómo aprendemos?: la pirámide del aprendizaje" y "Así es el aprendizaje" que serán muy útiles para comentar en el aula con el alumnado. 




     En primer lugar conviene comprender que el conocimiento nos aporta información , lucidez, pero a la vez nos plantea nuevas preguntas; como queda demostrado en esta representación del proceso del aprendizaje. Así es el desarrollo de la inteligencia.