El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es una patología
que, debido a la tipología de sus síntomas, provoca un impacto en la vida 
tanto de las personas que lo padecen como de las personas que lo rodean. 
Cuanto más severos sean los síntomas que se manifiesten, más afectada 
se verá la vida del paciente.



Impacto del TDAH en la de vida

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad está asociado al fracaso
escolar, a la dificultad para mantener relaciones sociales y familiares, al riesgo 
de conflictos y delitos, de abuso de sustancias, accidentes de coche… que tienen 
un impacto negativo en la vida del que lo padece y de aquellos que lo rodean.

Factores que influyen negativamente en la 

calidad de vida de niños con TDAH:

– falta de diagnóstico
– falta de tratamiento
– la gravedad de los síntomas

– factores familiares (padres con trastornos mentales o enfermedades)
– convivencia familiar


Como hemos comentado anteriormente, las personas que rodean al paciente
con TDAH también presentan una calidad de vida deficitaria. Por ejemplo, los 
padres,pueden sentir que no están a la altura de las exigencias que supone 
tener y educar a un hijo correctamente. Pueden culpabilizarse de los problemas 
que tiene su hijo para desenvolverse en el colegio, en casa y en sus relaciones 
sociales. Comparado con padres de niños no TDAH, se sienten más deprimidos
y en muchas ocasiones acaba con aislamiento social.

Impacto del TDAH en el 

rendimiento académico

El rendimiento escolar es uno de los temas que más inquietan a los padres
ya que se preocupan por el futuro profesional y económico de sus hijos.
Es frecuente que los niños y adolescentes con TDAH presenten alteraciones 
en el comportamiento en el colegio y dificultades para alcanzar un nivel de 
estudios adecuado, por lo que se ha realizado numerosos estudios sobre la 
relación entre el trastorno y el rendimiento académico.

Cabe pensar que los trastornos conductuales – déficit de atención, 
hiperactividad impulsividad pueden influir en la presencia de dificultades 
escolares: dificultad para atender las instrucciones, incapacidad para recordar 
lo que se ha aprendido, frecuente inquietud, movimiento continuo y la falta de 
control sobre las respuestas impulsivas, entre otras.

Principales problemas académicos 

a los quese enfrentan los niños con TDAH

– dificultad en la lectura y aritmética
– repetición de curso
– expulsiones del aula
– mayor número de suspensos
– necesidad de ayudas para el estudio, clases de apoyo, servicios de educación 
especial (4-5 veces más que en niños sin TDAH)

El bajo rendimiento escolar se define por:

– resultados por debajo de los esperados para su edad.
– capacidad intelectual inferior a la que le corresponde.
– nivel educativo más bajo que el que tienen los niños de su edad.

¿Cómo se puede reducir el 

impacto del TDAH?

 Detección precoz del TDAH para reducir los las complicaciones asociadas.
– Concienciación del personal docente para manejar el TDAH en el colegio.
– Tratamiento adaptado a las necesidades de cada niño
– Mayor comunicación entre el profesional médico y el profesor para llevar
 a cabo un tratamiento coordinado.